A la luz de los resultados, se ve la importancia de que las empresas realicen este tipo de pruebas a sus trabajadores para averiguar a qué perfil pertenecen, si son “matutinos o vespertinos”, y así adaptar en función de esto los horarios de trabajo a cada trabajador en la medida de lo posible.

»Hay profesiones que implican la realización de actividades que requieren un buen mantenimiento de la atención, como es el caso de los pilotos de avión, controladores aéreos o de centrales nucleares, los médicos que realizan operaciones quirúrgicas o los transportistas”, apunta el especialista.»

Claramente, hay horas que a un gran número de personas le va peor, como las horas de la tarde ya que son horas que corresponden a las horas de la siesta.

Los investigadores de la UGR advierten de que conducir cuando se llevan más de 18 horas sin dormir hacerlo por ejemplo, a las 2 de la mañana si nos hemos despertado a las 8, »conlleva el mismo riesgo que conducir con el límite máximo de alcohol permitido en sangre, ya que nuestros niveles de alerta descienden considerablemente».

Desaconsejamos rotundamente de que no hagáis las paradas correspondientes en trayectos largos, y más en verano!